Pecandoando

 

He querido admirarte

y no me has dejado.

He querido vivirte

y me dijiste que era pecado.

No me digas entonces que vuelva.

No me dirijas palabra,

ni cometas actos de los que pueda arrepentirme.

No me inmiscuyas en tus planes de futuro.

Sé todo para los demás,

y para mí no seas nada.

Serás más feliz.

Seré más feliz, pecando.

 

adan-y-eva-1317066 (1)

 

Anuncios

Poema muerto de un vivo eterno

 

Tengo una vida.

Una vida de vidas.

Vidas debidas

a las vidas vivas

de otras vidas

que me mantienen con vida

en esta muerte eterna que vivo.

_MG_1230

(Fotografía: © Luis Leo Photos)

Vencido

Tengo los labios secos de no besar tus labios.

Tengo los latidos inquietos por no tenerte a mi lado.

Se me hace raro mirarte y no encontrarte.

Es extraño abrazarte y no sentirte.

Una pesadilla no alcanzarte.

Un suplicio no vivirte.

No serte.

No.

No.

Tantos no. Y para ti no tantos.

Tengo los ojos secos por haber llorado tanto. Nunca demasiado.

Y el terror más profundo, a que se seque también mi corazón,

por no haberte tenido dentro.

A que mi alma huya, a ser otra vez nada.

Otra vez, hasta que tú quieras.

Otra vez, y otra y otra.

Hasta que asuma mi derrota.

 

dominos-1416537

Cizaña

Calla.

No hagas de esto una batalla.

No sigas metiendo cizaña.

Calma.

Pues está contigo mi alma.

Y si no hablas, escuchas.

Mis latidos, no tus quejidos.

Que sabré escuchar tus necesidades.

Y así olvidarás mis nimiedades.

Que sabrás sentirme en tus silencios.

Que los míos serán tuyos, a gritos.

Calla, no hagas que me sienta un canalla.

Calma, que está contigo mi alma.

shhhh-1433634

Dos son una

Corre, alma mía,

cuando la veas.

Vuela noche y día

y no te detengas.

 

Y cuando estés en sus brazos

mírala sin recato.

Y cuando te unas a ella

llora para no separarte.

 

Porque así serás más grande,

pues su alma no es solo suya,

sino unida a ti es amante,

y al fundiros los años son un instante,

y deseas los siglos

para ser una con ella de aquí en adelante.

 

Dos son una

 

De ti

   Estoy sin habla, estoy sin respiración,
tú estás junto a mí, te veo junto a mí,
y casi no puedo creer ser tan dichoso.
   Tu pelo es mío, tu pecho es mío, tu vida es mía.
Y yo soy tuyo, mis ojos son tuyos,
mis manos tuyas, mi temblor tuyo, mi vida es tuya.

   Respirarte sin pensar en que se acabará mi aire.
¡No importa! Tendré el tuyo.
   Acariciarte sin pensar en que terminará mi ternura.
¡No importa! Yo soy tu piel.
   Besarte sin pensar en que mi saliva se secará.
¡Tonto soy! ¿No siento que tu río fluye a través de mí?

   Solo cuando me tocas sé que existo, sé que veo, 
sé que siento, sé que soy.



Corbis-42-18085343




De primer plato

 

Pásame la receta de tu amor,

que con su sabrosura estoy entusiasmado.

Explícame tus trucos, 

que con tus salsas quiero hacer un mano a mano.

Déjame que pruebe cómo me cocinas.

Pídeme poner al fuego 

un minuto de mi tiempo.

Enciende mi horno.

Y prueba, con tu cucharita,

si estoy en mi punto…  

                                                            … para  comerte.

 

Tasting

No más

Nunca más te vuelvas a ir, porque sin ti se me desgarra el alma.

Nunca más te vuelvas a ir, porque el hogar, la ciudad, el mundo entero sin ti no son nada.

Y tu olor cálido no vuelvo a encontrar cada mañana.

Y tus sonidos plácidos no vuelvo a respirar cada tarde.

Y me desespero porque no te encuentro cuando vuelvo muerto al final de la jornada, esperando resucitar entre tus brazos.

Jamás te vuelvas a ir, y si te marchas, que sea conmigo.

Para poder rozar tu mejilla con mis dedos temblorosos.

Para extraer de ti palabras que acaricien mis oídos.

Para poder nombrar cada amanecer con tu nombre.

Y que las estrellas, que nos observan allá encima, en el cielo, sean un reflejo de los poros de tu piel.

Y que la luz de nuestro sol sea tu mirada fija en mí mientras tiemblo de emoción al imaginarte entre mis brazos, devolviéndome parte de la vida que te di al entregarme por entero a ti.

No te vayas más, porque mi corazón se ahoga,

y todos los segundos compartidos contigo se me escapan transformados en lágrimas.

No más

(Fotografía: © Jesús Fdez. de Zayas “archimaldito”)

Piénsame

Piénsame en la noche,

piénsame en el día,

que son tus pensamientos

bellas flores mías.

 

Piénsame muchito,

nunca es demasía,

no tengo aún bastante

de tu vida mía.

 

Mas cuando estoy lejos

existe una emoción,

y es que no me alejo

de tu devoción.

 

Mas cuando estoy cerca,

en mí no pienses, te diría,

pero cuanto más te tengo

siempre es poco y más querría.

 

Piénsame durmiendo,

piénsame en vigilia,

piénsame te digo,

que tus pensamientos son mi armonía. 

 

Pareja 2

(Fotografía: Pareja 2 ©Jesús Fdez. de Zayas “archimaldito”)