Vencido

Tengo los labios secos de no besar tus labios.

Tengo los latidos inquietos por no tenerte a mi lado.

Se me hace raro mirarte y no encontrarte.

Es extraño abrazarte y no sentirte.

Una pesadilla no alcanzarte.

Un suplicio no vivirte.

No serte.

No.

No.

Tantos no. Y para ti no tantos.

Tengo los ojos secos por haber llorado tanto. Nunca demasiado.

Y el terror más profundo, a que se seque también mi corazón,

por no haberte tenido dentro.

A que mi alma huya, a ser otra vez nada.

Otra vez, hasta que tú quieras.

Otra vez, y otra y otra.

Hasta que asuma mi derrota.

 

dominos-1416537

Anuncios

¡Qué suerte!

¡Qué suerte poder reflejarme en tus ojos!

¡Qué suerte poder entrelazar mis dedos con los tuyos!

¡Qué suerte poder rozar nuestras pieles!

¡Qué suerte poder reír con tu risa!

¡Qué suerte poder llorar con tu llanto!

¡Qué suerte poder estrecharnos en un abrazo!

¡Qué suerte poder oler nuestros cabellos!

¡Qué suerte poder intercambiar nuestros alientos!

¡Qué suerte poder poner al rojo vivo nuestros labios!

¡Qué suerte poder electrizarnos con nuestros sexos!

¡Qué suerte poder amarnos hasta el infinito!

Pero sobre todo, qué suerte,

¡Qué suerte ser tuyo!