La cena

No te enfades tanto. Recuerda que yo he pagado la cena. Vuelves a echarme en cara que te maté demasiado rápido. Que no te di tiempo a suplicar. Pero es que no aguanto a los lloricas. Si lo sé, la pagas tú.

 

restaurant-1462052

Anuncios

¡Despierta! ¡Despierta!

Cachetearon su cara para despertarla de una larga pesadilla de cuatrocientos años.

   – ¡Bienvenida! Te buscaremos un cuerpo adecuado.

   – ¿Qué pasó con el que tenía?

   – Lo descongelamos hace doscientos años para curarte el cáncer y, tras fracasar, no aguantó el proceso de recriogenización. ¡No intentes mirar hacia abajo porque sentirás vértigo y terror al vacío!

   – Creo que me gustaba más la otra pesadilla.

 

42-16853020