Bebida amarga

Vociferamos, para llamar la atención, para creer que somos alguien, para imponernos, aunque no tengamos la razón, para que nos vean, porque no somos nadie.

Y el que sí tiene la razón, que sí es alguien, que nos habla bajito, con parsimonia y con seguridad contundente, nos dice al oído, uno a uno, que es verdad, que no somos nadie, y que no molestemos, que nos vayamos, que huyamos hacia el silencio.

Y huimos. Claro que huimos. Y nos empequeñecemos hasta hacernos un puntito, para que alguien pueda borrarnos con un soplo de dignidad.

Y a solas nos bebemos la tristeza. Y a solas nos bebemos nuestras propias lágrimas.

girl-in-orange-3-1431492

Photo by Glenda Otero from FreeImages

Texto escrito en la Jam de Minificción de Aleatorio Bar, 3 septiembre 2019, a partir de la frase “Y a solas nos bebemos la tristeza”, sugerida por Escandar Algeet.