¡Más te vale!

 

 

Siempre la decían “más te vale”. 
 
Cuando hacía caso,
caía en la trampa de no valorarse.
???????????

 

La trampa

 

    La trampa no era que la hubieran abandonado en aquel rincón oscuro. Ni siquiera que no la dieran agua cuando la pedía a gritos, inaudibles.

   La trampa era que no la dejaran escuchar su música preferida, la de ese tal Mozart.

   Y luego vendrían las quejas. Aquellas de que no crecería lo bastante y otras paparruchas.

   La trampa era que creyeran que todas las plantas son iguales.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA