De ida

A la vuelta, él.
Él y su yo eterno.
Él y su signo impronunciable.
Él y su rostro inacabado.
Él y sus manos gigantescas.
Él y su ritmo pausado.
Él y su sangre transparente.
Él y su cuerpo intangible.
Él y su verbo.
Él y su mirada apacible.
Él, siempre él, y yo.

 

hand-on-fire-1199010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s