Sirvientes

Otra vez ante la hoja en blanco que necesita mi llanto.

Otra vez ante la lámpara de los años.

Otra vez ante la incertidumbre de tus daños, la hermosura de tus ojos, que me corrompen.

Y la liberación de las migrañas que me dan vida donde no la hay, que me dan sueños que son mis sueños.

 

Ya no podremos bailar con la música de las palabras no dichas, pero sí escritas.

Palabras hirientes, mis suaves serpientes, mis suaves sirvientes.

Y es cuando decido que vuelvo a ser escritor.

Otra vez ante la hoja en blanco que necesita de mi llanto.

20161231_014917

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s