JAMÁS Y SIEMPRE A LA VEZ, mi primera novela corta, en capítulos semanales, en el 2014

   Hacía tiempo que el agua era un bien escaso en el planeta Tierra. El descubrir nuevos mundos y colonizar el espacio no contribuyó a que ese tesoro tan preciado dejara de ser la clave para comenzar una guerra, cualquier guerra.

   El planeta Tierra entró a formar parte de la Confederación Cósmica de Mundos Habitados en el año 2525. El agua era su bien exclusivo pero, al sumarse a esta unión de mundos, tuvo que compartir todas las bondades de la misma. A medida que crecía el nivel de exportación, también lo hacía el riesgo de deshidratación irreversible del planeta. La solución se halló en la creación de productores estables en cada uno de los planetas, planetoides y satélites naturales destinados para tal fin en cada uno de los 58 sectores espaciales existentes.

   Pero los poderes fácticos de los mundos no terráqueos no se podían permitir el depender de la patente exclusiva que detentaba el Planeta Azul. Las rebeliones locales, las catástrofes naturales y la ambición empezaron a desestabilizar la perfecta armonía de la Confederación.

   La guerra sedujo a los pacíficos, el poder a los humildes y la Humanidad fue testigo de cómo el origen de la vida podría ser la causa de destrucción de la misma.

   Una más de las paradojas del Universo.

——————————————————————————————————————–

   Estimados lectores y, por ello, amigos:
   Estrenando nuevo año, quiero, en el 2014, compartir con vosotros mi primera novela corta, JAMÁS Y SIEMPRE A LA VEZ, escrita en el año 1994, y enviada a críticos y editoriales especializadas en el 95, recibiendo negativas a ser publicada a cambio de buenas críticas y ánimos para no desfallecer en el intento de que me lean ojos extraños.
Mientras, en el 96, escribo la novela corta EL ESCONDITE DE DIOS, que también recibe buenas críticas de alguna que otra editorial y con la que me presento a algunos concursos literarios de ámbito nacional, a sabiendas del handicap que supone la temática y el estilo, englobados dentro de la minoritaria ciencia ficción. En el 97 lo intento también con Jamás y siempre a la vez y, por primera vez, me atrevo a concursar en el internacionalmente reconocido Premio UPC de Ciencia Ficción con El escondite de Dios.
   En el año 1998 me presento al UPC con una versión remozada de Jamás y siempre a la vez, mientras recibo buenas críticas de Juan José Aroz, editor de la colección Espiral, por El escondite de Dios.
   Quien me diría que, al cabo de los años, y gracias a la inestimable herramienta que supone la red internet, podría publicarla en mil y una maneras en mis páginas web favoritas, incluidos mis blogs.
   Ahora, y poco a poco, lo haré en WORDPRESS, donde estoy recibiendo tantas satisfacciones por parte de vosotros, mis lectores.
   Por eso, ahora puedo decir con orgullo aquello de “Próximamente…”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s