Enésimo

   Agazapado, en la oscuridad, acechante. Mentalizándose. Preparándose ante la expectativa del rechazo de su próxima víctima. Y del posterior perdón de la vida. Y del suspenso en la materia, la que se impartía en aquella asignatura. Y tras el enésimo fracaso, la expulsión. Su merecida expulsión de la escuela de asesinos en serie.

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s